Acto institucional del Día de las Personas Desaparecidas sin Causa Aparente en Cataluña.

El pasado 9 de marzo, se celebró en el Departamento de Interior el tercer Día de las Personas Desaparecidas sin Causa Aparente. El acto consistió en la exposición de diferentes ponencias. La primera estuvo a cargo del señor Oriol Amorós, Secretario general de Interior. El Sr. Amorós dijo que este año el acto se dedicaría a la desaparición de menores, tanto los que desaparecen de su domicilio familiar como a los que lo hacen del centro donde están tutelados por la Generalitat. Hizo incapié en que un 36% corresponden a jóvenes entre 13 y 17 años y que en esta franja de edad hay mucha reincidéncia (un 74%) y es la frecuencia de edad en la que las desapariciones son más frecuentes.

Sr. Oriol Amorós

La primera ponencia fue a cargo de la Sra.Montserrat Escudé, inspectora jefa del Àrea Técnica de Proximidad y Atención al ciudadano y de la Sra. Laura Villanueva caporala en jefe de la Oficina de Atención a las familias de Personas desaparecidas del cuerpo de Mossos d’Esquadra. Con el tema “Datos de desapariciones en Cataluña y análisis de las desapariciones de menores”

Sra. Laura Villanueva i la Sra. Montserrat Escudé

La Sra. Escudé nos informó de que el total de denuncias presentadas en el 2021 es de 3.333, esta cifra no es de personas desaparecidas porque hay jóvenes que han desaparecido varias veces. Si miramos el total de denuncias,  continuó, vemos que las de desapariciones suponen un 0,7% del total. Pero tienen un nivel de victimización tienen un impacto elevadísimo y el sufrimiento que supone también lo es.

La  caporala Laura Villanueva se dedicó a explicarnos el estudio que se ha hecho sobre los menores.

Nos explicó que la oficina de atención a las familias de personas desaparecidas tiene como función principal realizar acompañamiento y soporte durante el proceso de la desaparición ya sea de corta o larga duración. Esta función  tiene como finalidad minimizar el impacto emocional que provoca el hecho de la desaparición en las familias y en su entorno. Desde la oficina de atención a las familias con personas desaparecidas apostamos, continúa la Sra. Villanueva, por generar inteligencia policial que nos ayude a hacer un análisis del fenómeno y así dar respuesta a las inquietudes que generan la sociedad, las desapariciones en general y específicamente las desapariciones de los menores de edad.

Hemos considerado muy oportuno comenzar estos análisis de datos cualitativos con la desaparición de menores de 13 a 17 años.

En esta franja de edad hay un 36% de desapariciones de hombres por un 64% de mujeres. Analizados los datos no hemos encontrado una causa que determine el por qué hay mas mujeres que hombres. Lo que si podemos decir que en la edad adolescente se producen cambios físicos  y psíquicos que pueden afectar a su comportamiento, estos cambios se producen de forma más prematura en las mujeres y esto comporta que las ellas tiendan a relacionarse con personas de más edad que ellas, sobretodo mayores de edad. Y esto puede provocar que tenga más facilidad a la hora de encontrar refugio fuera de su domicilio familiar.

No hay más menores que desaparezcan, año tras año se mantienen las cifras.

En cuanto a la reincidencia en es uno de los factores principales. Estos menores pueden desaparecer 2 o 3 veces, incluso el mismo día que se les ha localizado vuelven a desaparecer.

 Solo en un 25% de las denuncias uno de los factores individuales como la causa de la desaparición es la presencia de trastornos ya sean de estado de ánimo, de la personalidad o de la conducta.

Otro dato es el de los problemas de adicción. Esto provoca que adquieran conductas de riesgo como el consumo de drogas y bebidas alcohólicas.

Finalmente remarcar que durante el año 2021 el 100% de las desapariciones de los jóvenes entre 13 y 25 años han sido voluntarias.

En la oficina de atención a las personas desaparecidas estamos convencidas de que es el momento de abordar este fenómeno con una perspectiva global y dejar de externalizar la culpa.

Turno de Preguntes:

¿Cómo abordáis la desaparición cuando tenéis constancia de que se trata de un enfermo mental?

Tenemos una especial sensibilidad, la tenemos con todos pero con ellos más. Atender a los padres para que no se sientan culpables, sobretodo hacer un gran acompañamiento. Sabemos que estos jóvenes a menudo son reincidentes. Nos adaptamos a cada caso de manera individualizada.

¿En cuánto tiempo se resuelven los casos de desaparición?

El 90% se resuelven en 24-48 horas, después hay una parte que se resuelven en una semana, después en un mes. Y del conjunto de todas las franjas de edad el 98,7% se resuelven en un año.

¿Para evitar las reincidencias de las chicas cuando se van inducidas por un mayor de edad, se puede hacer alguna cosa?

Si el investigador determina que hay una inducción de menores por parte de padres de otras chicas, amigos o personas que han conocido a través de las redes sociales entonce se instruye por inducción a los menores.

¿Creéis que la formación continua que recibís es la adecuada?

Siempre se necesita más formación, pero los que estamos en la oficina venimos de la atención a la víctima, de las oficinas de atención al ciudadano, de la unidad de investigación, tenemos formación universitaria. Pero cuanto más formación mejor. Queremos hacer una jornada con todo el cuerpo para hablar de las desapariciones. Se está impulsando la formación en todo el cuerpo.

 Siguiente ponencia a cargo de la Sra. Ester Sara Cabanes, directora general de atención a la infancia i la adolescencia del Departamento de Derechos Sociales. El tema fue “La problemática de la desaparición de manera voluntaria de menores tutelados por la Generalitat y que viven en un Centro de Atención a la Infancia”

Sra. Ester Sara Cabanes

Según la Sra Cabanes, coinciden bastante los datos y la opinión de como van pasando las cosas y cual es la tarea de cada uno con lo anteriormente expuesto por los ponentes anteriores.

En primer lugar hay que tener en cuenta que los Centros Residenciales de la Dirección General de Atención a la Infancia son centros abiertos, no están cerrados y los chicos y chicas  que viven allí tienen derecho a entrar y salir dependiendo de su edad y de su nivel de desarroyo. Pueden ir y volver al colegio solos dependiendo de la distancia donde esté situado y pueden salir a pasear y a hacer extraescolares, solos o con sus amigos también dependiendo de su edad y de su proceso evolutivo. El centro se comporta como una familia y como cualquier familia hay chicos y chicas que no están de acuerdo o que llegada una edad tienen una serie de problemas sobretodo de identidad y del proceso de formación de su personalidad, y ademas llevan  encima una carga de una mochila muy importante porque son chicos y chicas que cuando entran en el sistema de protección son muy pequeños y habiendo sufrido maltratos muy graves o que habiendo sido adoptados o dependiendo de su origen cuando llegan al sistema de protección a la adolescencia cuando  llegan estos trastornos de conducta y comienzan a aparecer problemas de salud mental ingresan en nuestros centros y en un momento determinado pueden convertirse en personas desaparecidas.

Qué hacemos, tenemos un acuerdo con los Mossos d’Escuadra y les comunicamos el no retorno con todos los datos y características del desaparecido. Todo esto se envía por correo electrónico y si al día siguiente no ha aparecido vamos a comisaria a poner la denuncia.

El perfil de los chicos que acaban desapareciendo son más chicos que chicas y que tienen conductas de alto riesgo social (trastornos mentales, consumo de alcohol o otras sustancias estupefacientes, vínculos con redes delictivas o bandas juveniles, comisión de delitos, víctima de delitos graves (maltratos, delitos sexuales, tráfico…, ), absentismo escolar…

En fecha de 7 de marzo de 2022 hay 158 adolescentes fugados. De estos el 21% llevan 2 meses desaparecidos i el 9% más de 6 meses fugados.

Los que llevan más de una semana fugados son chicos que se potan mal en casa y el juez lo ha puesto a disposición. Entonces los chicos o chicas no están de acuerdo en estar en un centro y vuelven a casa.

También hay adolescentes que están más de 6 meses desaparecidos porque están de paso y no podemos cerrar el expediente porque no sabemos en qué país o resto del estado español se encuentran.

La media de tiempo de fuga de los que se han fugado y han vuelto es de 3,5 días.

En realidad no son muchos porque el total es de 7700 chicos y chicas tutelados y más del 70% son adolescentes.

Como conclusión, remarcó la Sra. Cabanes, creo que hay muchos chicos y chicas que tienen una crisis de identidad importante, que no saben dónde ubicarse en el mundo donde están viviendo y esto genera estos trastornos de conducta, estos problemas de salud mental y que hemos de abrir la mirada, hemos de cambiarnos las gafas, estas gafas han de poder ver en clave de infancia en clave de adolescencia y hemos de poder ver la dificultad que tienen estos chicos para ubicarse, y la comprensión de ver lo que hacen  y por qué lo hacen y se comportan como se comportan, porque puede ser que si les pudiéramos ofrecer espacios donde ellos se sientan comprendidos y seguros, posiblemente esto no pasaría y los padres y las madres tendrían más soporte por parte de la sociedad para poder atender este tipo de circunstancias.

Turno de preguntas:

¿Hay un apoyo psicológico a estos menores, o de alguna manera se hace algún seguimiento para ahondar en las causas de desajuste emocional o en los problemas familiares para poder poner un remedio de raíz que pueda hacer que se puedan integrar en la vida social una vez que salen del centro?

Todos los niños tienen un seguimiento por parte del equipo técnico. Tienen sus educadores referentes en los centros y tienen un equipo de referencia que está compuesto por un trabajador social un pedagogo y un psicólogo que son el equipo que está detrás de ese niño o esa niña que está viviendo en ese centro. Por tanto, en el tema de desapariciones cuando está por medio la familia el EGAIA que es el equipo que está fuera coge una parte más protagonista y cuando no esta la familia es los profesionales que trabajan en el centro para ayudar a ese niño a que se quede en el centro y haga cosas que sean beneficiosas para él y que no se mezclen en ambientes o lugares que les puedan perjudicar. Para los mayores de edad hay un programa que se llama programa interdepartamental para la atención de jóvenes tutelados y ex tutelados. A través de este programa pueden pedir 4 tipos de ayuda. 1 asesoramiento psicologico 2 juridico 3 Una plaza en un piso 4 una prestación económica. Todo esto puede durar hasta los 23 años.

Pese a todo esto hay muchos chicos hijos de familias desestructuradas quieren volver a su casa.

Una petición que hagáis  que los centros terapéuticos, estos que cuestan 4000 o 5000 euros, que no aconsejen a las familias renunciar a la custodia de los hijos. Esto lo hacen para que la DGAIA se haga cargo y pague la plaza. Es una responsabilidad del sistema de salud hacerse cargo de esta plaza. No daremos ninguna plaza por renuncia a la custodia a menores que tienen una familia que se preocupa por él.

Hagamos plazas públicas, miremos bien donde concertamos. Tenemos centros diciendo que hacen cosas que no hacen y cobrándolos.

La última ponencia estuvo a cargo de la Sra Charo Díez, presidenta de la Asociación de Familiares de afectados por Trastornos de Conducta (AFATRAC) i de la Sra Silvia Otín, de la Asociación de Familiares de Adolescentes con Trastorno de Alimentario y/o Conducta (ASFATAC). El título de la ponencia fue “Desaparición de menores con trastornos de conducta”

Sra.Charo Diez y Sra. Silvia Otín

En primer lugar habló la Sra. Díez. Nosotros somos AFATRAC, en muchos casos derivados  de trastorno mental o patología dual, que como sabéis es trastorno mental y adicciones. En nuestro caso los fugados aparecen al cabo de uno o dos días,  a veces más. Vuelven, y a veces desaparecen por tiempo indefinido o a veces desaparecen definitivamente. Algunos viven  en la calle incluso estando tutelados por una fundación, y en muchos casos acaban topando con la justicia. Primero con las fuerzas de seguridad y muy a menudo con la cárcel. Estamos convencidos que la cárcel no es el sitio, se reconoce oficialmente que en las cárceles hay más de un 50% de personas que tienen algún trastorno de salud mental. Muy a menudo os encontráis con nuestros jóvenes y se necesita  formación. Protocolos actualizados sensibles a las variadas formas de salud mental que se pueden presentar. Y medios para que se pueda hacer una intervención satisfactoria por ambas partes. Son jóvenes inmaduros, impulsivos, sin conciencia de enfermedad, que no quieren asistir al CSMA y llevar tratamiento. Con problemas de relación con profesores, amigos, familiares que pueden ser conflictivos y que en muchos casos viven sin respetar las normas o bien en el filo de la navaja. Tenemos robos, violencia filioparental, peleas, consumo, fugas, desapariciones, muertes.

El 5 de julio de 2017 comparecimos en el parlamento de Cataluña en la Comisión de Asuntos Sociales y Familias y conseguimos que la Sra. Magda Casamitjana, a la cual estamos muy agradecidos, redactase en colaboración con mas de 400 profesionales y familias un programa que se llama PAIcSaMAEC para casos de elevada complejidad de salud mental y adicciones. De aquí han derivado los equipos guía que ya están en funcionamiento, en los cuales nosotros tenemos puestas muchas esperanzas

Después continuó nuestra presidenta la Sra. Silvia Otín.

Nuestra presidenta la Sra. Silvia Otín

Nosotros somos una asociación Joven,  nacimos en el 2018. Estamos en todo el estado con delegaciones en Galicia, Valencia, Aragón, Madrid y Andalucía.

Trabajamos en tres líneas estratégicas la prevención temprana, el abordaje integral no sólo para los chicos, sino para las familias, porque las familias enfermamos igual que nuestros hijos.

El perfil de nuestros chicos es baja autoestima, mucha vulnerabilidad emocional, aislamiento social de su entorno familiar, mucho fracaso escolar, absentismo, presentan muchas enfermedades psicosomáticas (dolor de barriga, dolor de cabeza…)porque no se sienten integrados en su sistema social. En el caso de las chicas empieza la distorsión en su imagen corporal, que no es una moda, es un sufrimiento. En el caso de los chicos el consumo de sustancias psicoactivas como el cannabis y el alcohol, y sobretodo últimamente la adicción a las pantallas y las redes sociales. Son chicos que presentan mucha agresividad  para paliar su sufrimiento. Para reconducirse o controlarse muchas veces van al consumo o presentan conductas autolesivas. Los padres no tenemos recursos públicos y tenemos que recurrir a recursos privados con el coste que esto significa (unos 4000 o 5000 euros mensuales) y encima esto no te da la garantía de que el tratamiento funcione.

Tienes a tu hijo ingresado en un centro privado.Un día te llaman por la noche y te dicen que tu hijo se ha fugado. Explicaré un caso, es mi caso particular .MI hijo en los 19 meses que estuvo en un centro terapéutico se fugo 9 veces. La primera vez que pasó nos llaman a las 11 de la noche diciendo que nuestro hijo se ha fugado. Evidentemente corre vístete, ves a comisaria y presentas denuncia. Jo tuve mucha suerte con las comisarias que puse las denúncias. Mi hijo estuvo 4 días desaparecido y apareció un 28 de diciembre del 2017. Se presentó en la Ciudad de la Justicia porque estaba cansado de pasar hambre. Llegó en condiciones no muy estables, estaba bajo los efectos de las drogas. En ese caso no me sentí muy acompañada porque nosotros somos de Vic y nos llaman a las 4 de la mañana para que vayamos a buscar a nuestro hijo. Nos dijeron que si no bajábamos a buscarlo tu hijo pasará a un abogado y seguramente perderás la custodia. Ese día recuerdo que tuvimos dos multas por exceso de velocidad. Fuimos aI recoger al chico y lo llevamos al centro, pero esto se fue repitiendo hasta 9 veces.La segunda vez me puse en contacto con Intersos y a través de ellos nos pusimos en contacto con la Unidad de Desaparecidos de los Mossos d’Escuadra a los que siempre estaré agradecida por mí y por muchas fugas de la familia de Asfatac.

Cuando desaparece nosotros pensamos, dónde estará, con quién estará, no está recibiendo el tratamiento, ni terapéutico ni  psicofarmacológico , a qué peligros está expuesto, hay riesgo para su vida? Puede estar en cualquier sitio, nos lo podemos encontrar muerto en una esquina. Mucha gente nos dice, ya volverá, esto es cosa de la adolescencia, no. Los casos de nuestros hijos no son cosas de la adolescencia ni son una pataleta. Nuestros hijos e hijas están enfermos y por tanto están en más riesgo porque son tan vulnerables y están tan expuestos a redes delictivas, a redes de trata de blancas. Son chicos rotos, chicos que no tienen la capacidad de afrontar la sociedad. NOsotros lo que reclamamos, y esto es gracias al PAIcSaMAEC porque nosotros también hemos trabajado en su desarroyo con la Magda Casamitjana, a la que agradecemos que sea el puntal y la cara visible de la salud mental.

Que pasa cuando aparece el chico. Hay mucho riesgo de fuga y mucho riesgo durante el traslado. Pedimos que haya un protocolo de actuación, porque no sólo somos padres de Cataluña, también los hay de fuera,del resto del territorio español.

Turno de Preguntas:

Necesidad de recuperar la mesa interdepartamental que comenzó un trabajo de acompañamiento y resolución de los casos, no sólo está a interior sino que hay otros departamentos que intervienen y necesitamos que esta atención se haga desde los servicios públicos porque si que han dado unos datos de sus asociaciones que son muy significativas pero es un segmento de la población quedan otros sectores de la población que no tienen ni recursos ni redes sociales, no me refiero a las redes de internet, sino a un apoyo de la sociedad donde viven.

Grup de mossos y en primer terme la Sra. Yolanda Mateos, la Sra. Silvia Otín y la Sra Gemma Navarro

Leave a comment

Your email address will not be published.